Fabulosos de nuevo

los_fabulosos_cadillacs-vasos_vacios-frontalLos Fabulosos Cadillacs, la banda Argentina liderada por Vicentico, que se separó el 2002, dejando a muchas “viudas” que añoraban su regreso, se volvió a reunir el pasado viernes 12 de diciembre y aquí les dejo un relato hecho por un asistente para eBlog.

Viernes a la noche y llegar a la cancha de River con el tránsito desbordado de la ciudad llevó más tiempo de lo planeado. Pero por suerte entramos justo para la intro con la música de James Bond, pocos segundos antes de que estalle el estadio con “Manuel Santillán, el León”. Después de seis años, arrancaban Los Fabulosos Cadillacs que se dieron el gusto de tocar muchos temas de ska al palo, pachanga y la mayoría de los clásicos.

Pero no revisemos la lista de temas porque para eso están los diarios. A prpósito, La Nación se equivocó cuando dijo que “los reflejos azules de los celulares centelleaban por miles en todo el estadio de River”. En realidad se trataban de unos cuadraditos con luz LED que repartían en la entrada y que brillaron durante las dos horas que duró el recital, a diferencia de lo que hubiera pasado con la batería de los móviles.

Sin tanta guita puesta arriba del escenario, los Cadillacs se las arreglaron para ofrecer un show que seguramente despertó más emociones de lo que puede llegar a despertar Madonna, y tan sólo con dos pantallas. Pero Vicentico fue conciente de que estaba tocando en el mismo escenario en el que la diva había tocado muy pocas horas antes y por eso se anomó a un mini cover chistoso de “Like a virgen”.

Pablo Lescano de invitado para “Padre Nuestro” se robó la noche que hasta el momento venía bastante tranquila. Pablito agitó sin importarle los primeros prejuicios del público que terminó “con las manitos arriba”.

A partir de ese momento, empezó una seguidilla de temas que hicieron bailar a todos. El pogo obviamente se ubicó adelante de todo pero en las plateas y en el campo atrás -ahí me ubiqué- la gente se dedicó a bailar con pasos bailanteros y murgueros.

“Gitana”, “Carnaval toda la vida”, “Mal bicho” y “Satánico Dr. Cadillac”, rompieron todo. Y los bices con Mimí Maura en “Vasos Vacíos” terminaron de completar una noche espectacular en la que los Cadillacs demostraron que no hace falta una gran producción para dejar a la gente pidiendo más y con ganas de terminar la noche en algún bar cantando mil veces los mismos temas.


Tagged as:

Comentarios

  • Luis Marambio dijo:

    Excelente descripción de esa noche mágica…
    Tuve la fortuna de estar ahi y de ser una “viuda” de los cadillacs.

    Ahora feliz pq anunciaron visita a Chile en marzo…

    Saludos.

Trackbacks

No hay trackbacks