La dura realidad de la medicina palestina

La ocupación militar israelita y la falta de seguridad han provocado una dramática escasez de cirujanos en territorio palestino. Según cifras de Médicos sin Fronteras, en la actualidad existe un promedio de 0,84 médicos por cada mil habitantes, un número que se busca aumentar a través de un convenio entre los Ministerios de Salud de Chile y Palestina, que se firmará en Santiago en diciembre próximo.

medicina-en-palestina“Entramos por Jordania y vivimos en carne propia lo que hoy día vive el pueblo palestino: una política deliberada, persistente, en que se hace la vida imposible para que sus habitantes abandonen lo que es su legítima tierra”. Con estas palabras el Dr. Osvaldo Artaza, director del Hospital Luis Calvo Mackenna, explicó la experiencia vivida en mayo pasado al visitar Palestina.

Invitado junto a un grupo de colegas y sus esposas por José Miguel de la Cruz, encargado de negocios de Chile ante la Autoridad Palestina, Artaza visitó hospitales en Jerusalén, Ramallah y Jericó, a fin de realizar un análisis técnico de la medicina local e investigar sus necesidades.

El resultado fue abrumador, según manifestó, tras detectar principalmente falta de especialistas en el área de la cirugía de alta complejidad. “En toda Palestina hay un solo cardiólogo infantil: un extranjero jubilado que viaja unos meses al año a operar. En Ramallah lo mismo. Hay solo un cirujano especialista en niños para una población enorme, cuando lo óptimo es contar con al menos 25″, subraya.

Apreciación que confirmó José Miguel de la Cruz al especificar que en Palestina “los cirujanos locales están más dedicados a las urgencias que a la cirugía”. Conclusión a la que llegó el análisis de Artaza: “los hospitales palestinos cuentan con buena infraestructura para atender y operar pacientes. Sin embargo, lo incomprensible es que habiendo buenos hospitales, no existan doctores”.

Pero, no sólo la escasez de médicos especialistas es el problema, ya que según el primer secretario de la Embajada de Palestina en Chile, Ahmed Atta, “las restricciones que impone el ejército israelí impiden el ingreso de medicamentos y materias primas para los laboratorios farmacéuticos, por lo que la falta de remedios es un problema grave”.

Para Artaza, todos estos problemas se deben principalmente a la ocupación israelita. “Vimos cosas que ni siquiera uno veía en películas, como las dificultades para trasladarnos de un punto a otro. Ahí uno entiende por qué son pocos los profesionales que se quedan, ya que los israelitas hacen todo lo posible para que se vayan. O algunos médicos salen a estudiar una especialidad fuera, pero al regresar no los dejan entrar”, explica el médico.

Ayuda chilena

Los facultativos chilenos entendieron que su aporte no terminaba con sólo realizar un análisis técnico de la situación médica palestina. Sin pérdida de tiempo, Artaza contactó al ministro de salud palestino proponiéndole, junto a De la Cruz, establecer un convenio de estado a estado: tratado bilateral que comenzó a trabajar con autoridades de nuestro país tan pronto regresó a Santiago.

De aquí nació el “Memorando de Entendimiento”, el que se firmará entre los Ministerios de Salud de ambos países, aprovechando la visita que la máxima autoridad palestina en el área de la salud realizará a Chile el mes próximo. “Queremos dar soporte a los viajes de médicos chilenos a Palestina para que puedan operar y cubrir las necesidades de especialistas. Además, queremos que los médicos palestinos tengan la autorización para venir a formarse a Chile y puedan retornar nuevamente a Palestina, algo que solo algunos han podido realizar”, explica Artaza.

Según de la Cruz, la buena disposición de las dos naciones facilitó los trámites. “Creo que el área de cooperación médica ofrece una amplia expectativa de éxito, ya que hay interés de ambos lados en desarrollar cooperación en la materia”, concluyó.

En opinión de Atta, el pacto será de gran ayuda para Palestina, ya que además de los especialistas que arriben a la región, su presencia constituirá una vitrina al mundo para que todos conozcan lo que allí sucede. “Los médicos extranjeros, al vivir los mismos problemas de los médicos palestinos, podrán traspasar sus experiencias al mundo entero y así mostrar la realidad de la medicina palestina”, concluye el diplomático.

artazaArtaza en Palestina

Junto con trabajar, Osvaldo Artaza observó todo cuanto pudo a su alrededor en los territorios palestinos, sufriendo las complicaciones que vive a diario la población. “Vimos tanto el trato humillante y vejatorio como también violencia. Cosas que intuíamos. Pero, jamás pensamos que podía existir tanta brutalidad y tanta crudeza como la que vivimos y palpamos”. Así y todo, le sorprendió la alegría y hospitalidad del pueblo palestino. “Es increíble -dijo- cómo el cariño, la inteligencia y el buen humor de la gente se haga notar, a pesar de las condiciones de vida”.

Según estadísticas 2005 del Ministerio de Salud, los Territorios Palestinos cuentan con 98 hospitales y un total de 7.840 camas. Ese mismo año, 88.545 personas fueron sometidasa intervención quirúrgica, registrándose 3.860 muertes intrahospitalarias. Ello, sin contar los fallecimientos que se producen en ambulancias mientras esperan cruzar los check points, lo que totaliza un gasto por 139,6 millones de dólares.


Tagged as: ,