Prat o de cómo el 13 mató a un héroe

El esperado capítulo de la serie Héroes de Canal 13 dedicado a Prat se estrenó y la verdad no tuvo buena aceptación en quien escribe, por lo que no me queda otra que destruir sin piedad a la producción del canal del angelito.

prat*Aclaración: Esto fue escrito minutos después de haber visto la primera parte de Prat y a una semana de ver el complemento y final de este bodrio televisivo.

Reconozco que esperé a Prat con ansias. Me emocionaba la idea de ver la historia de uno de los héroes más grandes de Chile en televisión, por lo que compré empanadas y vino para verla como el manual del buen chileno manda (curado e hinchado). Pero una vez visto el primer capítulo, la verdad es que quedé muy molesto. Es que me irrita la sensación de haber esperado durante días para ver algo y que cuando llega el momento me decepcione. Lo que hizo el canal del angelito con Prat fue un crimen.

Primero, venden la pescada con que es una súper producción con efectos especiales nunca antes vistos en la televisión chilena. Lo anunciaron con bombos y platillos toda la semana, lo repitieron a cada rato en el matinal o en algún ultra repetido capítulo de los Simpson e incluso en el Twitter. “No te pierdas Prat, la gran y única producción de la televisión chilena”. Cueck. Si para ellos un croma mal hecho es un mega efecto, están mal enfocados.

Para más remate, sacan una serie de merchandising entre libros, juegos de Lotería y cuanta cosa se les ocurrió queriendo lucrar con un producto que pintaba para bueno, pero que a la hora de los quihubo guateó. No me extrañaría que en unos días más saquen el álbum y el disco con el soundtrack.

Segundo, las actuaciones. Hay que ser sinceros, hasta Fernando González en los comerciales lo hace mejor. Es que la sobreactuación molesta. Al parecer al director de Prat nunca le avisaron que esto era para la televisión y no para el teatro. Si faltó nomás que los actores hicieran una reverencia al público antes de irse a comerciales. Horrible. Para qué hablar de los guiones, no creo que algún atorrante de fines del siglo XIX hablara con un lenguaje tan docto. ¡Más realismo por favor!

Tercero. No pueden hacer doblaje con los audios. No tiene sentido, le quita ritmo a la película, que dicho sea de paso, es más lenta que orgía en la Luna., Desde Locademia de Policía, cuando el negro de los ruidos raros movía la boca riéndose de los doblajes de películas chinas, que no veía eso. Pésimo.

Pero no todo fue tan malo, ya que lo rescatable de la producción es su cuasi rigurosidad histórica, ya que obviamente, por una cuestión de guión, debieron adaptarse algunas situaciones, pero al fin y al cabo es historia igual y eso se agradece.

En conclusión, Prat fue tan mala que me provocó indigestión, aunque ese problema se lo achaco más a las empanadas y al vino que a la serie misma.


Tagged as:

Comentarios

  • Aron dijo:

    jajajajja wena menos mal no la ví, aunque ahora me pinta verla acostadito.

    recuerdo haber visto las dos primeras entrega de los Heroes, la de manuel rodriguez me gustó bastante. Quizas por Vicuña me cae bien. (que puto yo) filo.

    En fin. todavia no hay ninguna serie de momentos historicos de chile que supere a la “Patrulla del desierto” de Cristian Campos y cia.
    eso.

  • María José dijo:

    Yo me quedé dormida viendo la primera parte!
    Y lloré de la risa con los “efectos”, la iluminación (parecía set de teatro) y el movimiento del mar… jajajaja.
    Estudio diseño y me pregunto qué onda la dirección de arte… mal.

    Saludos, seguiré viendo el sitio! Llegué por Huasonic.

Trackbacks

No hay trackbacks